Dejó una nota a su vecino pianista en el ascensor y se volvió viral



Un usuario de Twitter logró que una de sus publicaciones se viralice  por el mensaje que le dejó a una persona del mismo edificio en el que vive. 

“Tengo un vecino que toca el piano y siempre que lo hace, quito todo y me pongo a escucharlo, y la otra tarde volvió a tocar, hacia tiempo que no tocaba y me inspiré y le puse esto en el ascensor”, escribió el hombre en la publicación, que superó los 19 mil me gusta, en cuatro días, hasta este 25 de enero del 2020.

Al mismo tiempo, el usuario de Twitter, Nach Croft, subió la imagen de la nota que le dejó al pianista pegada en el vidrio del elevador. La publicación la hizo el martes 21 de enero del 2020

Tengo un vecino que toca el piano y siempre que lo hace, quito todo y me pongo a escucharlo, y la otra tarde volvio a tocar, hacia tiempo que no tocaba y me inspiré y le puse esto en el ascensor 😂 pic.twitter.com/LdnqxF1jDI

— 𝕹𝖆𝖈𝖍 𝕿𝖆𝖗𝖌𝖆𝖗𝖞𝖊𝖓 🐉 (@NachCroft) January 21, 2020

“Para la persona que toca el piano: nunca dejes de hacerlo”, empieza diciendo el cartel. “Tocas de maravilla, suena genial y me encanta escucharte. Me alegras el día cuando lo haces”, continúa. En la misma línea, hizo una petición al resto de vecinos: “Por favor, no quites el cartel, que lo quite la persona cuando lo vea. El cartel no molesta y no cuesta nada alegrarle el día a alguien”.

Rápidamente, el tuit con el mensaje que este hombre le dejó a su vecino se volvió viral y los comentarios de los internautas no tardaron en llegar. Ha sido más de 2.7 mil veces retuiteada, en cuatro días.

“Gracias por hacer esto. Es duro ser músico y que tus sueños vayan en picado, pero que alguien lo valore y encima escriba una nota… Estoy segurísima de que hiciste feliz a aquella persona”, le agradeció una usuaria.

El creador del cartel aprovechó para agradecer los mensajes que recibió y para contestar una duda que se hizo presente entre los usuarios de Twitter:

“Lo puse en el ascensor porque tengo sospechas de quién es, porque salí a escuchar un día a ver si conseguía saber quién era, y si es esa persona, no está bien de las piernas y usa ascensor, así que me arriesgué a ponerlo en el ascensor”.