Rutas y salas de aislamiento son parte del plan del MSP frente al coronavirus



Si en el aeropuerto de Guayaquil se detecta un posible caso de coronavirus, el Ministerio de Salud Pública (MSP) tiene un plan de contingencia. Hay una ambulancia disponible, con un ruta fija para llegar al Hospital de Infectología, ubicada en el centro de la ciudad. Ahí se ha habilitado un área de aislamiento y un protocolo enfocado en evitar que el cuadro se agrave.

Luis Rodríguez, coordinador zonal 8 de Salud, explicó el procedimiento que ha delineado el MSP ante el nuevo virus 2019nCoV -originado en la ciudad Wuhan, en China-, durante una mesa de diálogo en la Universidad de Especialidades Espíritu Santo (UEES), en Samborondón.

Este viernes 24 de enero de 2020, un grupo de especialistas locales analizó las medidas preventivas, posibles tratamientos y técnicas de detección que el país debe aplicar frente al virus respiratorio que hasta ahora deja 26 fallecidos de 894 casos detectados en el mundo.

“Existe un equipo facilitador en el aeropuerto para identificar pacientes con fiebre o problemas respiratorios. Y hay un epidemiólogo que hará la valoración respectiva”, indicó Rodríguez. Aunque también reconoció que es posible que ciertos casos pasen inadvertidos.

Los coronavirus son similares a los virus de la influenza. Sunny Sánchez, docente de la Escuela de Medicina de la UEES, explica que son virus de ARN, que tienen envoltura como parte de su estructura. Esa envoltura está formada por espículas, que conforman una proteína de superficie con un aspecto similar al de una corona. De ahí su nombre.

Hasta antes del 31 de diciembre de 2019, cuando hubo las primeras sospechas en China, habían sido identificadas seis especies de coronavirus. Los cuatro iniciales simplemente pueden causar un resfriado común.

Pero las alertas globales se encendieron con la detección de la quinta especie o SARS (síndrome respiratorio agudo y grave), identificado en 2002. Diez años después apareció una sexta especie, el MERS (síndrome respiratorio de Oriente Medio). Ambos pueden causar una grave sintomatología que requiere hospitalización, en especial en personas con comorbilidades.

“Ahora estamos frente a una séptima especie y estas tres últimas se han dado debido a que compartimos la infección con animales. Muchos coronavirus que afectan a los humanos pueden afectar a los animales, y esto es lo que ha generado la recombinación genética. En ese momento se crean estas nuevas especies, especies para las que el sistema inmunológico humano no está completamente preparado y suceden estos cuadros clínicos más severos o críticos”, aseguró Sánchez.

La doctora Sunny Sánchez, docente de la Escuela de Medicina de la UEES, expuso los avances de secuenciación genética de esta nueva especie y la posibilidad de diseñar pruebas moleculares de detección. Foto: Elena Paucar / EL COMERCIO

China aisló el nuevo virus 2019nCoV el 7 de enero. La especialista explicó que en laboratorio secuenciaron el ARN o material genético del virus, y la información fue subida al GenBank, una gran base de datos de secuencias genéticas de los Institutos Nacionales de la Salud de Estados Unidos. La Organización Mundial de la Salud (OMS) también difunde esos datos entre los países para que puedan desarrollar técnicas moleculares o pruebas de diagnóstico.

En Ecuador la vigilancia está a cargo del Centro de Referencia Nacional de Influenza y otros Virus Respiratorios, que es parte del Instituto Nacional de Investigación en Salud Pública (Inspi). Este laboratorio trabaja con 15 hospitales centinela, adecuados para atender casos de infecciones respiratorias agudas graves (IRAG).

Estos centros médicos envían muestras de estos pacientes al Inspi, donde a través de pruebas de biología molécula o PCR no solo pueden identificar el virus sino también sus posibles mutaciones.

“En el país podemos identificar a través de biología molecular si hay una infección por coronavirus. Pero para poder especificar el genotipo actual (el 2019nCoV), que tiene que ver con una secuenciación genética, eso está en proceso de adquisición por parte de la OMS”, señaló el coordinador zonal de Salud.

El Centro de Referencia Nacional de Influenza del Inspi tiene el aval de la OMS y envía muestras a los Centros para el Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC), donde han verificado la efectividad de sus técnicas.

El protocolo de atención se enfocará en evitar que los pacientes se agraven

César Narváez, infectólogo del hospital Luis Vernaza de Guayaquil, explica que los síntomas iniciales de una infección por coronavirus son similares a los de otros virus respiratorios, como la influenza, parainfluenza, adenovirus, entre otros. Tos, fiebre, dolor de garganta y expectoración son parte del cuadro viral.

Pero los casos pueden agravarse. Esto implica taquipnea o un aumento de la frecuencia respiratoria (por encima de 20 inspiraciones por minuto), baja presión arterial, shock séptico, que puede terminar en insuficiencia renal.

Las recomendaciones, por ahora, apuntan a un tratamiento sintomático debido a que no hay fármacos específicos contra el virus y a tratar de fortalecer el sistema inmunológico de los posibles afectados, pues aún tampoco se define si la letalidad del 2019nCoV está relacionada con su virulencia (capacidad de causar casos de mayor gravedad) o con ciertas características del huésped. El objetivo, según Narváez, es evitar que los cuadros se agraven.

En cuanto al abordaje de los pacientes, el epidemiólogo Federico Cabrera, también del Luis Vernaza, indica que seguirán las directrices de la OMS. Para el personal médico se aconseja un continuo lavado de manos, uso de mascarillas con filtro y notificar los probables casos a las áreas de Control de Infecciones de cada hospital.

Las recomendaciones para la población incluyen también el lavado de manos, evitar el contacto con personas que tengan síntomas y, de presentar algunos signos, tomar medidas como utilizar el ángulo interno del codo para estornudar o toser.

El coordinador zonal de Salud indicó que las unidades médicas están abastecidas con prendas de protección, insumos y reactivos para exámenes de diagnóstico. “La presencia de este virus no debe alarmarnos. Pero sí hay que vigilar que el paciente no presente un cuadro grave”.

Los hospitales seleccionados para atender posibles casos de coronavirus han habilitado salas de triaje específicas, así como rutas exclusivas para traslado interno de los afectados. El plan de contingencia para Guayaquil incluye además el Hospital General Guasmo Sur, hacia donde serán derivados los pacientes que se detecte el puesto de vigilancia ubicado en el Puerto Marítimo.