Ñanda Mañachi realiza actos previo a su medio siglo de vida



Una velada con música boliviana se desarrollará hoy, 28 de febrero del 2020, en la comunidad de Peguche, en Otavalo (Imbabura). La cita forma parte del proyecto Rumbo al Cincuentenario del conjunto Ñanda Mañachi o Préstame el Camino. La agenda se inició el 14 de febrero.

La historia de la agrupación está ligada al etnomusicólogo Chopin Thermes, que arribó al Ecuador en 1973.

Este francés reunió a los mejores músicos de varias parcialidades de la provincia para explorar ritmos. Esto ayudó a definir la música tradicional de la provincia, considera José Luis Pichamba, director del grupo.

La idea de la celebración, que se cumplirá en el 2023, surgió de varios miembros de Ñanda Mañachi. El grupo ahora está conformado por 12 artistas.

Uno de los intérpretes más experimentados es Pichamba. Cuando tenía 12 años descubrió el gusto por la música. Considera que lo heredó de su abuelo paterno Antonio.

Incluso, José Luis aprendió a elaborar flautas traversas y pallas -rondadores pequeños-, por lo que luego abrió el taller de instrumentos andinos que lleva el nombre del conjunto.

Otro de los planes de la agrupación musical es grabar un nuevo CD. Las producciones discográficas han sido espaciadas. El último trabajo, titulado ‘La Persistencia’ de los Sueños, se grabó en el 2002.

Igualmente aspiran actuar en escenarios de ciudades del Ecuador, Perú, Bolivia, Estados Unidos y Francia.

La trayectoria está llena de anécdotas. En una ocasión cuando visitaron Alemania, en 1986, Pichamba recuerda que la gente pidió que cantaran cuando apenas salían del aeropuerto.

“Vestíamos con pantalón blanco, poncho azul, sombrero y alpargatas, por lo que para ellos era novedoso”, dice.

Las historias y las diferentes facetas del grupo serán narrada, cada fin de semana, en Kaypi Ñanda Maniachi, explica Marcelo Campos, de OMCE Producciones.

A esta ágora también son invitados músicos de otros conjuntos. Esta noche, por ejemplo, estarán los Jilgueros.