La producción no se detuvo por la pandemia



Las situaciones más difíciles suelen dar paso a los momentos más creativos, y esta pandemia no es la excepción. En medio del confinamiento no se han dejado de escribir y grabar canciones y videos que siguen sonando en radios; sumando reproducciones en distintas plataformas.

“Ha sido una experiencia en la que hemos podido reinventarnos y volver a pensar cómo ingeniarse para seguir llegando a la gente con música”, dice Daniel Páez. Tres días antes de la declaratoria del estado de excepción, el ecuatoriano estrenaba su nueva canción Envenenado en sus canales digitales, pero tuvo que cancelar los conciertos de promoción.

“Ha sido difícil hacer música a distancia. Ha tomado el doble de tiempo producir una canción”, dice el artista sobre el lanzamiento de Dime qué pasa, referente a una atracción física que se transforma en romance. Esta es una producción completamente ecuatoriana en la que prueba con el funk. El tema será presentado el 21 de agosto en un concierto virtual.

Las relaciones de pareja también inspiraron Otro soldado caído, el nuevo tema de AU-D. Producido a la distancia entre Ecuador, Argentina y Estado Unidos, hace referencia a todos quienes se han rendido ante el amor y renuncian a su soltería. Con este sencillo se va adentrando en la corriente del latin urban. El tema ya suena en Spotify y el artista también lo interpretará en un concierto virtual previsto para hoy.

Aceptar un error y pedir perdón es la idea que impulsa la nueva canción a ritmo de pop de Marqués, No te quiero perder, estrenada en abril. En ese mismo mes Ferrer estrenó el tema Si supieras, en el que deja claro que la vida es muy corta para andar cargando penas. En mayo, Sebastián García le cantaba al amor ingrato a ritmo de bomba, con la presentación de Falso querer.

Desde la experiencia personal de cada artista, durante la pandemia también han surgido ideas que han quedado plasmadas en nuevas canciones
de todo género.

Para Jhonatan Luna, este tiempo ha sido de incertidumbre como artista, pero también de reflexión y esperanza, de la que surge la letra de Verte de nuevo, de ritmo urbano con aire vallenato. “Nace de mi necesidad de hacer música y, al mismo tiempo, de llevar un mensaje positivo”. El tema se estrenó con un video filmado en casa.

Canciones con mensajes de aliento también han sido abordadas por artistas como Camila Pérez, en Toque de queda; Nikki Mackliff, en Salvar vidas; o Pancho Terán, con su nuevo tema Mundo mejor.

Para superar la angustia provocada por la pandemia, Danilo Parra recurrió a la música como terapia y compuso dos canciones nuevas: Pronto estaremos bien con fe, interpretada junto a Mirella Cesa y Gerardo Mejía; y Quien dijo se acabó, con Pamela Cortés y Dayanara, son temas que renuevan la esperanza. Con ese impulso, el pasado jueves estrenó Necesitaba llamarte, con arreglos para orquesta de cámara y que es parte de su proyecto Danilo Orquestado.

Sergio Sacoto es otro artista que no ha dejado de estar en contacto con su público a través de la música. Acaba de estrenar La gente no responde. Se trata de una versión actualizada del tema publicado en 2003, pero con un mensaje de crítica social y política, que es “lamentablemente actual”.

Solos o en proyectos colaborativos, los artistas ecuatorianos siguen creando música para acompañar a sus fans.

MÁS SOBRE LA EMERGENCIA SANITARIA

Noticias

Medidas de protección

Mapa de infectados

Glosario